Let me be empty and weightless, and maybe I will find some peace tonight...

martes, 25 de febrero de 2014

"Nadie hará nada por ti"

No me sentía con fuerzas para nada... la desesperanza, el desánimo y la apatía absoluta por todo me cubrían y no había salida. Añadido a la presión y las obligaciones de cada día. No tenía nada en que apoyarme para seguir. Tomé la decisión final. Simplemente no podía con todo. No sabría como explicarlo. 
Volver a la báscula es lo que me hace sentir bien, que puedo llevar mi vida, es algo difícil de describir. Pero tampoco podía volver a eso. Sólo sentía un corazón cansado de latir.

Lo hice sin pensar. Me dejó inconsciente de todo. 
Al despertar sentí un tubo que entraba por la nariz rápidamente y médicos preguntándome sin parar qué había tomado. 
A partir de ahí todo fue a peor. Las ganas de estar muerta me dominaban y sólo pensaba en ello. Cuesta deshacerse de esas ideas cuando es lo único que reclamas ya. 

He pasado por profesionales, y siento que no han hecho nada por mi. Bueno, si han hecho, pero no ha dado nada de resultado. 
Suena patético, pero controlar mi peso me hace tomar las riendas y poder llevar la vida. Porque duele demasiado.
Me he desecho de toda esperanza de que alguien pueda ayudarme. Miento, me queda una pequeña esperanza, pero no soluciona nada. 

Me siento una gorda. Pero hoy, he recobrado fuerzas para volver. Así, me siento bien. Volveré a coger una libreta, hacer buenos intakes, y si tengo que recurrir a ayuditas, lo haré (mejor no doy explicaciones... :P)
Mañana al despertarme me pesaré aunque duela, porque estos últimos días han sido desfase y temo pagarlos.
Parece que todo, poco a poco, vuelve a estar más en orden. Necesito esto.